DASHBOARD - CUADRO INTEGRAL DE MANDO

Su desarrollo se inicia definiendo los  Indicadores Clave de Rendimiento o KPI (Key Performance Indicators), con los datos que dispone la empresa en sus computadoras.     Estas mediciones cuantificables reflejan los factores de éxito más críticos para una organización.    Se orientan a diversas áreas de la organización: gerencia general (que presentan el desempeño global del negocio) y los destinados a área específicas, como ventas, finanzas, producción y servicio al cliente, entre otras.

El monitoreo de los KPI y procesos de negocios se realiza habitualmente a partir de  información proveniente de múltiples aplicaciones y bases de datos que registran la información.      Se presentan al usuario en la pantalla de su PC a través de  medidores gráficos y tablas estadísticas que se conocen como tableros de mando o Dashboards. 

Para diseñar los KPI en cada organización:

Cada organización debe identificar las áreas de su actividad que son claves en su desempeño, y conforme a ello elegir, entre los datos que tiene integrados, o pueden integrar en Info-Total, los que sirven para medir alguno de los aspectos que le interesan.  

Analizar los significados de esos datos.  Por ejemplo el dato ventas por cliente puede emplearse para:
-    Total de ventas anual por cliente, sería un indicador de la importancia relativa de cada cliente
-    La gráfica histórica de las ventas por cliente indicarían cuales clientes disminuyen sus compras, y puede significar una insatisfacción; cuales las aumentan, y significa que conviene darles una atención especial para consolidar la relación con ellos.
-    La gráfica histórica de ventas mensuales totales, permite revisar los factores estacionales, en qué fechas aumentan ó disminuyen las ventas de cada producto, lo que es útil para planeación del inventario.

En un organismo público, la cantidad de trámites realizados por cada empleado puede emplearse en formas diversas:
-    La gráfica histórica de trámites por empleado, permite valorar la eficiencia relativa de cada una.
-    Si implementa medidas para simplificar los tramites, midiendo la duración promedio de cada trámite, por la diferencia entre la hora inicial y la final, ayuda a estimar la efectividad de las medidas.     La misma medición, pero desglozada para cada empleado, le ayuda a valorar la eficiencia relativa de ellos.

Si dispone de datos sobre los gastos realizados, podría obtenerse las siguientes mediciones:
-    Estadística del gasto mensual total para cada uno de los insumos, lo que le permite conocer las magnitudes de estas compras y saber cuáles deben optimizarse prioritariamente.
-    Estadística del gasto mensual para cada uno de los insumos, clasificada por oficinas, que le ayuda a valorar el perfil de gastos según las actividades que realiza cada oficina.
-    Rotación de inventarios, que se calcula dividiendo la cantidad de productos vendidos entre la cantidad de productos en inventario, para cada producto.